Personas con VIH denuncian el desabasto de medicamentos antirretrovirales y exigen a la gobernadora María Eugenia Campos Galván que resuelva el problema que enfrenta Pensiones Civiles del Estado.

“Exigimos a la Gobernadora de Chihuahua María Eugenia Campos Galván que ya es momento que pase de sus promesas de campaña a los hechos, garantizando el abasto de medicamentos para las y los chihuahuenses, entre ellos a quienes vivimos con VIH y tengamos el acceso oportuno a medicamentos antirretrovirales en Pensiones Civiles del Estado”, indicaron en rueda de prensa.

Informaron que se han organizado para resolver y atender su salud física, mental y resolver situaciones sociales asociadas al estigma y la discriminación desde que fueron diagnosticados.

“También nos organizamos para recibir atención integral y tratamientos antirretrovirales a través de los CAPASITS, SAIH, ICHISAL, Pensiones Civiles del Estado, IMSS e ISSSTE estableciendo una comunicación abierta con las autoridades de salud para resolver situaciones que atentan con nuestra salud, dignidad y vida”, enfatizaron.

Sumamente preocupados ante el desabasto de medicamentos antirretrovirales en Pensiones Civiles del Estado de Chihuahua, decidieron alzar la voz para denunciar la problemática.

“Al consultarlo con derechohabientes vemos que no tienen garantizado su tratamiento desde hace un mes y esto puede traer los siguientes problemas por cualquier interrupción”, indicaron y detallaron los problemas que enfrentan:

1. Pone en peligro nuestra salud y calidad de vida

2. Bajan nuestras defensas dejándonos en riesgo de enfermarnos continuamente

3. Estamos más propensos a infecciones oportunistas que nos pueden llevar a la muerte

4. Nuestro organismo genera resistencia a los medicamentos antirretrovirales con la necesidad de un cambio de esquema generando altos costos

5. Aumenta nuestra carga viral y con ello se incrementa la posibilidad de transmisión del VIH.

Señalan que los tratamientos prescriptos y tomados de manera adecuada les garantizan que los niveles del virus en su sangre se mantengan bajo control y en el mejor de los casos en niveles indetectables, lo que significa que no hay posibilidad de transmitir el VIH a otras personas de acuerdo a diversos estudios.