Integrantes del Movimiento Igualitario instalaron la Cruz de la Dignidad en la Plaza de Armas de la ciudad de Chihuahua, frente a la Presidencia Municipal y el Congreso del Estado, en exigencia de justicia para las 37 personas de la diversidad sexual que han sido asesinadas en la entidad.

Hoy al recordar y honrar a las víctimas de los crímenes de odio en Chihuahua, recordamos también que el imperativo de prevenir esta práctica debe ser un principio fundamental de nuestro Gobierno, desde la Gubernatura y los municipios, hasta el Congreso del Estado, pues estos crímenes siguen perpetrándose con impunidad y sin respetar la vida y la dignidad humana, señaló Meche Fernández, coordinadora de Movimiento Igualitario, durante la ceremonia donde instalaron el memorial.

Un asesinato nunca deja de conmocionar a la sociedad cuando sucede, pero también nunca se comete sin que lo precedan claras y múltiples advertencias; las víctimas de estos crímenes de la diversidad sexual suelen ser blancos del discurso de odio, la discriminación y la violencia, puntualizó.

“El discurso de odio es una advertencia clara y tenemos que rechazar con todas nuestras fuerzas sus diversas formas con más contundencia, eso implica la participación de toda la sociedad”, enfatizó.

La pérdida de nuestros amigos y amigas de la diversidad sexual nos ha conmovido nuestro espíritu profundamente y no podría ser de otra manera, ver a las familias enteras sufrir su pérdida sin poder aliviar su dolor nos marcan intensamente todos los días, señaló Meche Fernández.

“No tenemos palabras de consuelo para ustedes, no logramos que sanen sus corazones adoloridos, pero si les decimos que cada partida nos anima a hacer mejor las cosas, exigir justicia y esclarecer los hechos”, indicó.

Nuestra comunidad está en todas partes, entre el pobre y el rico, el pequeño y el grande, el mestizo y el indígena, entre hombres y mujeres, entre blancos y negros, en zonas urbanas y rurales, en cada rincón del estado, hizo ver.

“A nuestras víctimas les enviamos un mensaje donde quiera que se encuentren, pueden descansar en paz, tranquilaos porque hicieron más bien que mal, se mostraron con valentía, como eran, defendieron su amor por la vida libre en compañía de quienes ustedes amaron, eso los hace inmortales, escribiendo las páginas de una dolorosa historia en Chihuahua, pero también una historia de valentía y congruencia; su partida no será en vano, pues ha servido para clamar justicia, exigir trato igual ante la ley y dar a las siguientes generaciones un estado que camine a estar libre de discriminación y violencia por razones de orientación sexual, identidad y expresión de género”, expresó la coordinadora de Movimiento Igualitario.