Como parte de sus atribuciones, la Comisión Nacional de Derechos Humanos tiene la observancia de la política nacional en materia de igualdad entre mujeres y hombres, por ello, a través del Programa de Asuntos de la Mujer y de Igualdad entre Mujeres y Hombres (PAMIMH) estará pendiente de todas y cada una de las acciones que el Gobierno estatal y los municipios implementen para prevenir, atender, sancionar y de acceso a la justicia, indicó Arely López Pérez, directora general de la Cuarta Visitaduría General de la CNDH, durante la declaratoria  de la Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres para cinco municipios de Chihuahua: Juárez, Chihuahua, Guadalupe y Calvo, Hidalgo del Parral y Cuauhtémoc.

A continuación el discurso completo de la funcionaria:

Desde la CNDH queremos expresar nuestro reconocimiento a las integrantes del Grupo de Trabajo por el esfuerzo realizado en donde todas y cada una han puesto el compromiso, sus conocimientos, su tiempo y el corazón. Un trabajo honorifico que no termina aquí, que inicia una etapa en la que deseamos seguir contando con su acompañamiento.

Reconocer también el esfuerzo de coordinación de la CONAVIM y del INMUJERES y todo el trabajo que implica el seguimiento de un procedimiento de Alerta de Violencia de Género y que muy pocas veces se alcanza a mirar.

Hoy es un día especial porque se conjuga la esperanza con la acción, porque la CNDH como peticionaria de esta Alerta en Chihuahua en mayo de 2019, da inicio una etapa en la que se habrán de impulsar acciones y políticas públicas específicas para contribuir a disminuir la violencia contra las mujeres en cinco municipios.

Esta Alerta responde también a las recomendaciones realizadas por organismos internacionales que han dado seguimiento a los feminicidios en el estado y que, con base en ellas, el Grupo de Trabajo elaboró una metodología propia a partir del análisis de los contextos por municipio, lo que representa un análisis focalizado, intercultural y con perspectiva de género, por lo que nos congratulamos.

Como parte de las atribuciones de la CNDH, tenemos la observancia de la política nacional en materia de igualdad entre mujeres y hombres, por ello, a través del Programa de Asuntos de la Mujer y de Igualdad entre Mujeres y Hombres (PAMIMH) estaremos pendientes de todas y cada una de las acciones que el Gobierno estatal y los municipios implementen para prevenir, atender, sancionar y de acceso a la justicia.

La violencia contra las mujeres tiene raíces profundas derivadas de la discriminación reiterada y aprendida. Es necesario redirigir, armonizar y modificar políticas públicas. Lo ha dicho ya nuestra presidenta, estamos ante la posibilidad de que cada instancia de los diversos órdenes de Gobierno y en sus distintos ámbitos públicos, privados y autónomos, deconstruyamos los patrones aprendidos y actuemos conforme a los mandatos de ley y responsabilidades del Estado.

Esta Comisión Nacional asume el compromiso de velar y proteger los derechos humanos de las mujeres en nuestro país conforme al principio de igualdad y no discriminación y asume el compromiso para con las víctimas, de llevar a cabo las acciones necesarias para que las instituciones del Estado cumplan con su obligación de garantizar una vida libre de violencia y del ejercicio pleno de sus derechos.