La Secretaría de Gobernación, a través de Alejandro Encinas Rodríguez, subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración, declaró la Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres en Chihuahua para cinco municipios: Juárez, Chihuahua, Guadalupe y Calvo, Hidalgo del Parral y Cuauhtémoc.

Al recibir y aceptar la Declaratoria, el gobernador Javier Corral Jurado recordó que desde que solicitaron la Alerta manifestó su convicción de que este mecanismo proporciona herramientas eficaces para la prevención, atención, sanción y erradicación de la violencia contra las mujeres.

En la ceremonia estuvieron la representante del Grupo de Trabajo, Sandra Bustillos Durán; la directora general para la Promoción de una Vida Libre de Violencia e Impulso a la Participación Política de las Mujeres, Anabel López Sánchez; la directora general de la Cuarta Visitaduría General de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Arely López Pérez; la directora del Instituto Chihuahuense de las Mujeres (Ichmujeres), Emma Saldaña Lobera; la comisionada nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres, Fabiola Alanís Sámano; la representante de ONU Mujeres en México, Anabel Sanz Luque y la presidenta del Congreso del Estado, Blanca Gámez.

Al afirmar que la Declaratoria de la Alerta es consecuencia de las preocupaciones que han expresado las organizaciones de la sociedad civil ante el clima de inseguridad y el aumento de homicidios por razones de género, Corral Jurado hizo un reconocimiento a la lucha del Movimiento Estatal de Mujeres.

“La Alerta es el instrumento legal que prevé mecanismos de seguimiento y que precisamente obliga a los tres niveles de Gobierno y los tres Poderes del Estado a cumplir con sus recomendaciones, por eso hoy damos la bienvenida a la Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres en Chihuahua”, destacó Javier Corral.

Señaló que reconocer esta situación es sumamente importante para hacer de la Alerta realmente un instrumento de trabajo, porque el primer paso para atender cualquier problemática y, más aún, cuando es tan severa como de la que hoy se trata, es lo que han hecho las mujeres de Chihuahua en dos décadas: Visibilizarla.

Dijo que concientizar sobre las violencias contra las mujeres debe llevar a la sociedad y a las autoridades a seguir trabajando en unidad, impulsando medidas de prevención, erradicación, sanción y reparación para quienes han sido víctimas.

El subsecretario de Derechos Humanos, Alejandro Encinas, enfatizó que la Alerta es resultado de un esfuerzo interinstitucional importante de los distintos órdenes de Gobierno, de la cooperación internacional y de los colectivos de las mujeres, la academia y del Grupo de Trabajo que ha hecho un esfuerzo muy significativo para dar cuenta de una de las peores tragedias del país, que son las violencias contra las mujeres y las niñas en Chihuahua y en México.

“Esta Declaratoria debemos verla como un paso muy importante del Estado Mexicano para, primero, reconocer la existencia y la gravedad de este problema de violencia, pero también para dar pasos firmes en su resolución”, expresó.

Lamentó que más del 65 por ciento de la violencia contra las mujeres y niñas se da dentro de sus propios hogares y está vinculada a gente que tiene alguna relación de parentesco o una amistad.

Expresó que existen dos acciones fundamentales para revertir esta realidad: Un cambio cultural significativo en la sociedad de las formas de relación y convivencia, además de enfrentar la impunidad con que estos delitos prevalecen en el país, porque mientras se mantengan los actuales niveles de impunidad, esta situación no se revertirá en el corto plazo.

El gobernador explicó que la Alerta plantea la obligación de los Gobiernos de los diferentes niveles para trabajar de manera conjunta para impulsar políticas destinadas a construir espacios libres de violencia y a luchar para desterrar la cultura machista y patriarcal que tanto daño ha hecho a los derechos de las mujeres.

“Nada avanzará si no nos informamos realmente de las recomendaciones a los tres niveles de gobierno y a los tres poderes. No vamos a avanzar como queremos si no nos apropiamos como gobierno, como sociedad, como academia, como organizaciones de derechos humanos de la Alerta y la hacemos un instrumento de trabajo cotidiano desde la trinchera en la que estemos”, dijo el gobernador.