Hugo Amed Schultz, exalcalde panista de Chínipas, fue sentenciado a ocho años de prisión por estar involucrado en el asesinato de la periodista chihuahuense Miroslava Breach.

La información la dio a conocer la organización Propuesta Cívica a través de un comunicado.

La sentencia se determinó en una audiencia de juicio abreviado, donde el imputado aceptó la acusación que le hizo la Fiscalía Especializada en Atención a Delitos contra la Libertad de Expresión (FEADLE).

De acuerdo a las investigaciones ministeriales, el asesinato de Miroslava ocurrió a raíz de publicaciones que hizo sobre narcopolítica en municipios de la Sierra Tarahumara, incluido Chínipas.

En reiteradas ocasiones se ha publicado que Amed Shultz entregó una grabación con la voz de Miroslava a grupos del crimen organizado que ordenaron el asesinato.

A cuatro años del asesinato de Miroslava, esta es la segunda sentencia condenatoria que logra la Fiscalía. Antes fue sentenciado Juan Carlos Moreno Ochoa “El Larry” como el autor intelectual y coautor material del homicidio.

Durante la audiencia, Hugo Amed Schultz aceptó reparar el daño y pidió disculpas de manera pública a familiares de Miroslava: “… lamento mucho que cualquier acción de mi parte haya contribuido a su lamentable homicidio. Quiero transmitir este mensaje a la familia de Miroslava en el que reconozco que mi aportación afectó los derechos de Miroslava y lamento las consecuencias que generaron. La ausencia de Miroslava Breach como voz critica del periodismo sin duda alguna afectó el derecho de la sociedad a la información pública”.

Para Propuesta Civica y para Reporteros sin Fronteras, esta sentencia representa un avance importante, pues ha quedado establecida la participación y responsabilidad del exalcalde de Chinipas en el asesinato de Miroslava.

Recuerdan que está pendiente la ejecución de la orden de aprehensión en contra de Jaciel “N” y en contra de la autoria intelectual, por lo que hacen un llamado a la Fiscalia General de la República para que ejecute las órdenes de aprehensión.