Ante la escasez de agua que se registra en el estado de Chihuahua, el estrés hídrico y la sobreexplotación de este recurso de manera legal e ilegal, la fracción parlamentaria de Morena en el Congreso del Estado presentó una iniciativa para blindar el agua en la entidad, donde se priorice el uso para consumo humano sobre cualquier actividad económica.

La fracción parlamentaria de Morena informó lo anterior a través de un comunicado de prensa.

El diputado Óscar Daniel Avitia Arellanes expuso las lamentables condiciones por la problemática mundial que ha comenzado a agudizarse en México y especialmente en zonas desérticas como Chihuahua, donde, a pesar de las condiciones de sequía y de falta de agua para consumo humano en zonas urbanas y rurales, se mantiene un crecimiento de la producción de productos agrícolas sin limitación alguna.

La Conagua, a través del servicio Meteorológico Nacional (SMN), publicó un reporte de Monitor de Sequía en México al 15 de abril de 2022, en el que menciona que 896 municipios del país se encuentran en situación de sequía, lo que, se estima, agudizará aún más el estrés hídrico que presentan algunos mantos acuíferos de diversas regiones de la República Mexicana.

Al 30 de abril de 2022, Chihuahua contaba con 63 municipios en situación de sequía, 9 de ellos bajo la condición de sequía extrema y 4 en situación de sequía excepcional.

La sobreexplotación de los acuíferos y el consecuente abatimiento de los niveles freáticos han provocado la extracción del agua a mayores profundidades, lo que ha ocasionado la extracción del agua con presencia de metales pesados, como como el Arsénico, Flúor y Plomo.

En el Estado se tienen identificados 61 acuíferos, de los cuales 14 se encuentran en condición de sobreexplotación y cuyo balance entre la recarga natural y el volumen de extracción es negativo. En general, en el Estado existe un déficit de 2 mil 588 hectómetros cúbicos.

Avitia Arellanes destacó que es ampliamente conocido que a la agricultura se le concesiona la mayor parte del agua disponible; de 2001 a 2015 se concesionaron 65.4 mil hectómetros cúbicos al sector agrícola, equivalentes al 76.3 por ciento del total concesionado.

En este sentido, hizo énfasis en la producción de nuez en el estado, debido a que es uno de los productos que requiere mayor cantidad de agua para estar lista para el consumo. Por cada nuez que se genera se utilizan 60 litros de agua; por cada hectárea de cultivo de nuez se utilizan aproximadamente 20 mil metros cúbicos de agua.

El diputado alertó sobre el consumo de las huertas nogales, tan solo el año 2021 en Chihuahua consumieron la módica cantidad de 1 millón 376 mil  440 metros cúbicos de agua. Los datos resultan reveladores -dijo-, aún más, si consideramos que esta cifra únicamente se refiere al cultivo de nogal y no contempla toda el agua que se desperdició en el proceso de riego.

“Es necesario Ponderar la protección del agua y darle una especial protección, por encima de las actividades económicas o comerciales, por ser el acceso al vital líquido un Derecho Humano de la más alta jerarquía y, más aún, debido a la situación apremiante que actualmente atraviesa nuestra Entidad”.

La propuesta presentada por el legislador agrega al artículo 173 regulaciones en materia ambiental en las que se privilegian la satisfacción de las necesidades de uso personal y domestico de agua. Las actividades económicas no podrán comprometer, en ningún caso, la satisfacción de las necesidades individuales o colectivas de agua; además de que propone la creación de un sistema eficiente con la mejor infraestructura y tecnología disponible para la prevención, medición y monitoreo del agua, suelo, y contaminantes, así como de la huella ecológica de Chihuahua.