Ante las declaraciones de la gobernadora de Chihuahua, María Eugenia Campos Galván, en el sentido de que las entidades gobernadas por Acción Nacional presentan bajos índices de criminalidad, el delegado federal de los Programas para el Desarrollo, Juan Carlos Loera de la Rosa, señaló que la intervención de las Fuerzas Federales han sido decisivas en el desplome de la incidencia delictiva y no se trata de un logro aislado como lo hacen creer autoridades estatales. “Ni desdén, ni de brazos cruzados”, respondió.

Loera hizo un llamado a la gobernadora a despolitizar el tema de la inseguridad y el combate a los sujetos prioritarios, pues es un capricho político que las familias de Chihuahua no se merecen.

Afirmó que mediante acciones coordinadas entre elementos del Ejército Mexicano y de la Guardia Nacional desde la Mesa Seguridad se ha logrado disminuir los índices delictivos en el estado de Chihuahua.

El titular del Ejecutivo Federal ha sido claro en el combate a la delincuencia, siempre apoyando en materia de seguridad e inteligencia a las entidades federativas, aseguró Loera de la Rosa.

“Participamos diariamente en las Mesas de Coordinación para la Construcción de la Paz junto con el Gobierno Estatal, incluso durante la visita del presidente a Ciudad Juárez la misma gobernadora habló de la coordinación que mantenemos los tres órdenes de gobierno para combatir la inseguridad”, señaló.

Dijo que evidentemente su declaración obedece a un interés político y de golpeteo, pues apenas hace una semana estuvo con el secretario de Gobernación donde tuvo la oportunidad de hablar del supuesto desdén del Gobierno de México en materia de seguridad y no lo hizo.

Precisó que el estado de Chihuahua se ubica en el lugar número ocho en el ranking nacional de mayor número de delitos, con una clara tendencia a separarse de los diez primeros lugares. 

Detalló que de acuerdo con la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) existe un despliegue de nueve mil 089 elementos federales en el territorio estatal, así como las actividades de seguimiento, propiciaron la disminución en cinco de los siete delitos medibles por Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

Entre los delitos que presentan una reducción importante se encuentran: homicidio doloso, trata de personas, robo de vehículo, robo a casa habitación y el robo al transporte.

El delito de homicidio doloso presentó una disminución del 20 por ciento respecto al mes de agosto pasado, cuando inició la Estrategia Nacional.

Los esfuerzos y coordinación con las autoridades estatales y municipales presentan ahora un escenario en el cual Chihuahua se coloca como la tercera que más redujo sus indicadores de homicidio, sólo por debajo de Quintana Roo y Baja California.

A febrero de este año se habían efectuado 81 cateos durante seis meses de labores de la Estrategia Nacional.

El Gobierno de México mantiene un respaldo financiero al estado a través del Fondo de Aportaciones para la Seguridad Pública (FASP), con la erogación de 371 millones 896 mil 130 pesos. 

Apoyo que se suma a lo dispersado mediante al Fondo de Aportaciones para el Fortalecimiento de los Municipios (Fortamun), donde se aplican dos mil 765 millones 478 mil 823 pesos.

La Guardia Nacional trabaja en Chihuahua a través de mandos operativos en los municipios de Chihuahua, Cuauhtémoc, Nuevo Casas Grandes, Juárez, Delicias, Ojinaga, Valle de Zaragoza, Guachochi, Guerrero y Urique, que operan en once sedes.

Aunado a ello, durante 2022 se proyecta la construcción de otros cinco de estos cuarteles: uno en Juárez, dos en Chihuahua y dos en Cuauhtémoc. Sin embargo, al término de la administración federal el estado tendrá en operaciones 21 sedes de la Guardia Nacional.

.