El Consejo Estatal de Salud aprobó por votación unánime el retorno a clases presenciales en escuelas de educación básica del estado de Chihuahua, que iniciará a partir del próximo lunes 14 de febrero con aforos del 50 por ciento, informó el Gobierno del Estado en un comunicado de prensa.

Esta medida no incluye cambio alguno en el semáforo epidemiológico, que se mantiene en color naranja hasta que autoridades sanitarias del Gobierno Federal den a conocer un cambio en ese sentido.

La votación se efectuó en el marco de la celebración de la Octava Reunión de la Sesión Permanente del Consejo Estatal de Salud, que fue presidida por la gobernadora del Estado con la presencia de representantes de los sectores social, empresarial, médico y educativo.

Según el comunicado, la gobernadora celebró este esfuerzo extraordinario hecho por los chihuahuenses para lograr el descenso en los contagios, lo que da ahora la posibilidad de regresar a clases presenciales a partir del lunes próximo.

“Agradezco a los chihuahuenses por su paciencia y responsabilidad. Y estamos muy contentos de anunciar que el día de hoy, el Consejo Estatal de Salud tomó la decisión de hacer oficial el regreso a clases a partir del próximo lunes de forma presencial, híbrida o al 50 por ciento de aforo”, manifestó a los consejeros.

La Secretaría de Salud presentó un protocolo actualizado para evitar posibles brotes en este regreso a clases, el cual consta de tres escenarios.

El primero establece mantener las medidas preventivas en caso de no registrarse contagios; el segundo considera que, de existir dos o más casos confirmados en un salón de clases, se debe aislar al grupo; el tercer escenario señala el regreso a las clases a distancia, si más del 50 por ciento de los grupos de una escuela, son cerrados en un mismo periodo de tiempo (14 días).

Además, se establecerán mesas de trabajo con la participación de los miembros del Consejo, quienes elaborarán un plan intersectorial de acciones para mantener el equilibrio en la reactivación de los sectores económico, social, educativo y de salud.

En estas reuniones los consejeros podrán proponer las acciones a emprender por la dependencia en cuestión, para abonar a dicha recuperación.

La Gobernadora dijo confiar en la solidaridad y unión de los chihuahuenses, y en el ofrecimiento hecho por el sector productivo, de generar las condiciones necesarias para el retorno seguro de las niñas y los niños a las aulas.