María Antonieta Pérez Reyes, diputada de Morena en el Congreso del Estado, solicitó a la Secretaría de Economía del Gobierno de la República que la Dirección General de Minas y de la Dirección del Registro Público de Minería y Derechos Mineros investiguen y notifiquen el nombre del o de los propietarios de la concesión de la mina La Morita, ubicada en Ascensión, Chihuahua.

La legisladora expuso que en su defensa, ante el presunto fraude colectivo en perjuicio de miles de chihuahuenses y ciudadanía de otros estados, Grupo Aras ha utilizado artimañas legales y dilación del proceso, en el cual han sostenido que esta mina es parte de sus bienes.

“Para todos es bien sabido cómo Aras y sus distintas empresas y fachadas han estafado a miles de mexicanos, principalmente chihuahuenses, mismos que han perdido bienes muebles e inmuebles, ahorros de toda una vida”, dijo Pérez Reyes.

Explicó que Aras engaña a la ciudadanía haciéndole creer que puede obtener acciones dentro de La Morita como garantía de su inversión ante ellos.

“Nos queda claro que a través de estas acciones y procesos jurídicos dilatorios, lo único que quiere Aras es ganar tiempo para poder orquestar su defensa, incluso apostándole a desgastar a la ciudadanía al punto de desistir en esta lucha social que han emprendido en su contra”, indicó.