“El trabajo y lo que hoy estamos aprobando es un avance, desafortunadamente sigue sin ser suficiente. En Chihuahua se sigue matando a las mujeres, tan solo en enero de este año cada 45 minutos han matado a una mujer en Ciudad Juárez”, señaló la diputada del Partido del Trabajo, Deyanira Ozaeta, ante la votación del dictamen para la implementación en el Código Penal del Estado de la Ley Abril–Ingrid.

Respecto al dictamen de la comisión de justicia, la legisladora, precisó que estos avances ayudan en una procuración de justicia hacia las mujeres y en contra del delito de feminicidio. Sin embargo, no son suficientes, por lo que instó a las y los diputados a seguir trabajando por un mundo y un Chihuahua justo, sin miedo y con seguridad para las mujeres.

“De las 81 mujeres localizadas sin vida en todo el estado en enero, solo tres se tipificaron como feminicidio; de acuerdo a la Fiscalía Especializada en Atención a Mujeres Víctimas del Delito por Razón de Género y la Familia, se ha detectado que un gran número de feminicidios los cometen principalmente las parejas o exparejas”, dijo.

Agregó que es necesario que las autoridades encargadas de diseñar y ejecutar políticas públicas generen acciones certeras desde la prevención del delito hasta la justicia y atención a  las víctimas.

Cabe recordar que en el dictamen se adicionan diversas disposiciones al Código Penal del Estado de Chihuahua con el propósito de sancionar las conductas cometidas desde la procuración e impartición de justicia en perjuicio de las mujeres y demás víctimas del delito.