El Gobierno de México refrendó su compromiso con las personas que más lo necesitan con la entrega de recursos del Programa de Apoyo para el Bienestar de Niñas y Niños Hijos de Madres Trabajadoras, así como de Programas para Adultos Mayores en Ascensión y Nuevo Casas Grandes.

El delegado estatal de Programas para el Desarrollo, Juan Carlos Loera de la Rosa, acudió a estas localidades para cumplir la tarea que le fue encomendada, que es atender a toda la comunidad de todos los rincones del estado.

El miércoles 5 de enero, el delegado llevó a cabo una gira de trabajo en la zona norte de la entidad que inició en Ciudad Juárez y posteriormente en Ascensión, donde se realizaron seis nuevas incorporaciones para el Programas de Niñas y Niños de Madres Trabajadoras.

Además, entregó 136 tarjetas de Pensión para el Bienestar de Personas Adultas Mayores.

Posteriormente se trasladó a Nuevo Casas Grandes donde se realizaron 289 incorporaciones de Madres Trabajadoras y 140 entregas de Pensión para Adultos Mayores.

Lorea de la Rosa dijo que apoyos como éstos no tienen antecedentes, pues el compromiso es que las personas sean beneficiadas en sus necesidades y hoy toca ver por las familias.

Señaló que es importante dejar en claro que “las madres trabajadoras no son únicamente las que van y salen a trabajar por un salario, a una empresa, a una maquiladora, a un comercio. Las madres trabajadoras son todas, porque el quehacer doméstico también se considera un trabajo, sólo que por esa labor no se recibe un sueldo”, explicó.

Indicó que esta beca bimestral tiene un monto de mil 600 pesos y su objetivo es que el padre o la madre seleccione dónde o quién puede cuidar a sus hijos e hijas mientras trabajan, estudian o hacen las labores del hogar.

El beneficio es para niños y niñas que ya tengan un año cumplido hasta antes de los cuatro, pues al llegar a esa edad, ya puede incorporarse a otro tipo de programas de ayuda.

En cuanto al apoyo a Personas Adultas Mayores, dijo que recibirán un aumento en su beca de poco más del 20 por ciento y ahora recibirán un monto bimestral de 3 mil 850 pesos, lo cual les ayudará para que adquieran los productos que necesitan en su día a día.

Todos estos programas de apoyo se pueden dar gracias a que hay un gobierno que se distingue por ser honesto y austero, donde el dinero se entrega al pueblo, para que ellos y ellas hagan con los recursos lo que en verdad necesitan, así como se trabaja en el programa de “La Escuela Es Nuestra” (LEEN), donde los comités de padres y madres hacen más con el dinero que les entrega el Gobierno.

“Así es como se ejerce la verdadera democracia, donde se le regresa el recurso a la gente, que haya confianza en el pueblo y es a lo que estamos comprometidos”, concluyó.