Leticia Ortega Máynez, diputada de Morena, criticó la postura que ha tomado la actual administración estatal ante la reducción al presupuesto en áreas de urgencia en el paquete fiscal del 2022.

Expuso que este presupuesto, contrario a lo que pregona de bien común, aplica importantes recortes en el área de atención a los derechos sociales, de atención a grupos vulnerables, a los pueblos indígenas y a víctimas de violencia, cuando aún se tiene una gran deuda con estos sectores.

El área de comunicación de la Fracción Parlamentaria de Morena informó lo anterior a través de un boletín de prensa.

Ortega Máynez destacó que en el caso de las mujeres se presenta un retroceso debido a que la oficina de la titular de la Fiscalía Especializado en Atención a Mujeres Víctimas del Delito por Razones de Género y a la Familia (FEM) tendrá 500 mil pesos menos para 2022.

La legisladora recordó que Chihuahua es la sexta entidad con más casos de feminicidio a nivel nacional y cuenta hasta la fecha con tres de los 35 municipios más violentos contra las mujeres en todo el país, además de la declaratoria de Alerta de Género para los municipios de Juárez, Chihuahua, Guadalupe y Calvo, Hidalgo del Parral y Cuauhtémoc.

De igual forma, en materia de atención a víctimas, la diputada morenista manifestó su rechazo a que nuevamente se reduzca el presupuesto a la Comisión Estatal de Atención a Víctimas (CEAV), pues mientras en este año se registró un repunte en las cifras de personas que fueron víctimas de delitos en Chihuahua, para 2022 se aplicará un recorte de más de 181 millones.

“Los mencionados recortes no hacen más que evidenciar la falta de compromiso social y la visión antiderechos del actual Gobierno”, sentenció.

La diputada indicó que en materia de migración, contrario a la realidad que se vive a nivel nacional y la importancia que tiene Chihuahua como territorio fronterizo, el Presupuesto de Egresos sigue la lógica inversa al exhorto presentado por la bancada de Morena para atender a las personas migrantes.

En este rubro aplicaron un recorte de 21.32 por ciento, lo cual evidencia que el Gobierno del Estado carece de preocupación por los grupos vulnerables y prioritarios, y tiene una visión en contra de los derechos humanos, señaló la diputada.