La diputada del Partido del Trabajo, Deyanira Ozaeta Díaz, rechazó la aplicación de la tarifa única por derecho de alumbrado público que algunos municipios gobernados por el Partido Acción Nacional empezarán a cobrar a la gente a pesar de que en muchos ni siquiera gozan de él.

En tribuna, la legisladora señaló que es completamente injusto pretender cobrarle a la gente un derecho ya que hay zonas de pobreza y marginación en donde ni siquiera se conoce el alumbrado público.

“De acuerdo con el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL), de 2018 a 2020 el aumento de la población en pobreza extrema en Chihuahua fue de 0.4%, es decir, en 2020 existían 952 mil chihuahuenses en esa condición. Este es solo uno de los múltiples estragos que el COVID-19 ha dejado”, explicó.

El área de comunicación de la Fracción Parlamentaria del PT informó lo anterior a través de un boletín de prensa.

Ozaeta Díaz aseguró que votar a favor el cobro parejo o una tarifa única del DAP significaría aceptar que le van a cobrar más a la gente que ni siquiera goza de alumbrado público o a la que sus ingresos no son suficientes ni para tener un vida digna.

“Hay que empezar por reconocer que los seres humanos deben ser el fin del desarrollo. Esa es la única forma en que lograremos que ese piso parejo que hoy algunos dan por hecho, efectivamente sea una realidad”, detalló.

Es por lo anterior que la legisladora propuso la derogación de las tarifas generales en todas las leyes de ingresos de los municipios que así lo estipulan, dado que no contemplan acciones a favor de las personas y entregó a la presidencia 45 reservas respecto al articulado de las leyes de ingresos.